Tenía en el radar el desafío de perfilar un personaje femenino, que emprendiese una aventura de emprendimiento e innovación, y que al mismo tiempo resultase lo bastante atractivo, como para hacer de bisagra en un posible triangulo amoroso. ¿Un “menage a trois” entre Madame Curie, Thomas Edison, y Albert Einstein?  Improbable y … it is complicated. ¿What if…? ¿Y si fuera ella la que hace pareja con otra mujer y juntas se lo hacen con Leonardo Da Vinci? ¿un rollo-bollo renacentista? … ¿innovador? Bufff.

En ese momento arrancaba el programa de Adventure Network,  apoyado por el serial entrepreneur texano Randy Goldsmith  , un programa que recorre de manera iterativa competencias en tres áreas:  La Tecnologia, el Marketing y los nuevos modelos de negocio, como los tres pilares de un proyecto emprendedor. Tres pilares, menage a trois…¿y si cada personaje representase uno de estos pilares? Humm… podía tener sentido. Podía funcionar. Cada uno de los personajes aportaría su perspectiva de tecnología, de marketing y de negocio respectivamente;  Además eso nos daba tres posibles perfiles de edades, y de foco en el futuro, el pasado, y su intersección en el presente. Encaja conceptualmente.

Y si una tiene que ser femenino, con un enfoque intuitivo, holístico, con sensibilidad hacia ciertas necesidades humanas, con empatía, dotes de comunicación, no parece forzado que revista el rol del Marketing. Además Marketing, empieza por Mar, como Marta, María, Marina, Maribel, Marisol, MariaJosé, Mari Puri….¿demasiado forzado?

diana_nyad1Esa noche, en Facebook, me crucé con la historia de Diana Nyad, que estaba intentando cruzar el estrecho de la Florida, desde La Habana, Cuba hasta KeyWest a nado, 110 millas , 180 kilómetros, sin parar, y sin defensa anti-tiburones. Diana Nyad tenía entonces 64 años. Era su quinto intento. Los otros, desde su primero en 1978, con 28 años, habían fracasado.  Esta es su página.

Estuve siguiendo on line los reportes de su progreso durante las 53 horas que duró su travesía. Cuando Diana Nyad salió tambaleándose vacilante del agua, irritada por las medusas, en Key West el 2 de septiembre de 2013 tras haber cruzado los 180 kilómetros a nado desde Cuba, dijo 3 cosas:

“Siempre es un trabajo de equipo”, “Nunca es demasiado tarde para perseguir un sueño” y “No os rindáis”: Tres mensajes muy potentes para cualquiera que vaya a emprender una aventura.  http://www.cbsnews.com/news/diana-nyad-completes-historic-swim-from-cuba-to-florida/

Tres mensajes para un aventurero, para un innovador… para ¡Diana! Sentí que había dado en la diana –si se me permite la licencia-. Diana, un nombre de diosa, la diosa de la caza y la naturaleza, Diana cazadora, un nombre internacional, lleno de simbolismo y energía. Mi personaje femenino ya tenía identidad. La de una heroína del siglo XXI, una campeona, capaz de dar una lección de perseverancia, de constancia, de esfuerzo y de fitness.

Un nombre de Diosa para una emprendedora innovadora. Si, había dado en la diana.